Principios, normas y orientaciones para el regreso gradual a las actividades pastorales y la...
Circular No. 12/2020 Prot. No. 238/2020 Monterrey, N.L., 30 de mayo de 2020 A toda la Iglesia que peregrina en Monterrey, ¡la paz esté con ustedes! Como es anhelado por todos nosotros, estamos a unos días de retomar la reunión de nuestras asambleas litúrgicas en torno a la Palabra y a la... Leer Más...
prev
next
Miércoles, 29 Marzo 2017 02:01

Diócesis fronterizas se unen para atender a migrantes repatriados

Escrito por  Carlos Villa Roiz
Valora este artículo
(0 votos)

Son 18 las iglesias particulares que se han articulado para brindar asesoría legal y ayuda humanitaria a migrantes; en septiembre serían 35 diócesis.

 

La ampliación del muro fronterizo entre México y Estados Unidos no desalentará el flujo migratorio, pues sólo sería visto por los migrantes como un obstáculo más a vencer”, señaló el P. Arturo Montelongo Mercado, Secretario Ejecutivo de la Dimensión de Movilidad Humana de la Conferencia del Episcopado Mexicano, quien recientemente visitó El Salvador, Guatemala y Honduras con la finalidad de conocer cómo se está atendiendo a los migrantes de esas naciones que han sido repatriados.

“La solución real para detener el flujo migratorio –consideró– depende de que los países, de donde provienen estos hermanos, generen condiciones adecuadas de trabajo, bienestar y desarrollo; la gente emigra a otros países por un sentido de sobrevivencia ante la falta de condiciones”, señaló.

“El muro, por más alto que sea, sólo será visto como un obstáculo más; como algo que dificulta un poco sus intenciones de cruzar la frontera, pero la gente sigue pensando en emigrar a Estados Unidos en busca de un empleo; la única diferencia es que ahora lo harán con mayor dificultad”, dijo.

Explicó que las conferencias episcopales de México y Estados Unidos están en comunicación constante, a través de sus Secretarios Generales, y que 18 diócesis fronterizas están brindando asesoría legal, y ayuda psicológica, humanitaria y caritativa; estas diócesis son las ubicadas en los estados de Texas (Estados Unidos), Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. 

Para el mes de septiembre, los obispos tienen pensado ampliar este grupo de ayuda a 35 diócesis.

El P. Arturo Montelongo Mercado explicó que las parroquias involucradas son centros de acogida, pero además hay albergues y centros sociales. También se piensa ampliar la infraestructura de atención a migrantes porque se han detectado cambios en las rutas migratorias con un gran flujo de haitianos.

Explicó que la Iglesia respeta la decisión de cada país de fijar sus políticas migratorias, pero también tiene el deber de acompañar con caridad a los migrantes; por ello, se cuenta con 64 albergues en todo el país, aunque en breve se abrirán más ante la posibilidad de que los que existen se saturen a causa de las deportaciones. 

En algunos de estos centros hay talleres para que las personas repatriadas puedan enseñar a otros hermanos los oficios que aprendieron en los Estados Unidos.

Visto 532 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.