SERÁN ORDENADOS OCHO DIÁCONOS PARA LA IGLESIA DE MONTERREY
Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez  Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org). Éste próximo 12 de agosto a las 12 del mediodía en la Basílica de Guadalupe, Mons. Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, ordenará diáconos a ocho seminaristas de nuestro Seminario de Monterrey. Será una... Leer Más...
CONECTATE EN AGOSTO CON LOS OBISPOS AUXILIARES DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MONTERREY.
Por Debany Valdés  Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 04 de agosto 2020 Los Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis de Monterrey compartirán pláticas de 45 minutos durante el mes de agosto, transmitiendo en directo desde las redes sociales del Canal Digital Arquidiocesano. De lunes... Leer Más...
prev
next
Martes, 21 Marzo 2017 23:02

Hoy se conmemora a Santa María Francisca de las 5 llagas

Escrito por  ACI
Valora este artículo
(0 votos)

REDACCIÓN CENTRAL, 21 Mar. 17 / 12:03 am (ACI).- El nombre religioso de Anna María Gallo es Santa María Francisca de las 5 llagas porque le aparecieron las heridas de Jesús en el cuerpo. Hoy sus restos permanecen incorruptos como el de varios otros santos de la Iglesia Católica.

Nació en Nápoles (Italia), y se le recuerda además, por haber tenido el don de la profecía y haber intecedido desde el cielo para que su barrio italiano quedara intacto ante los bombardeos que ocurrieron durante la Segunda Guerra Mundial.

De niña su padre la obligaba a trabajar en exceso en un taller de hilados, mientras que su madre, una mujer piadosa, le leía libros sobre la fe y la llevaba a orar a la iglesia de Santa Lucía de la Cruz.

Prontamente el párroco, admirado de su piedad y conocimiento del catecismo, le permitió que realice la Primera Comunión a los 8 años y que al año siguiente catequice a varios niños.

 

Cuando cumplió 16 años su padre decidió comprometerla en matrimonio con un joven rico que había pedido su mano, pero María Francisca le dijo que le había prometido a Dios permanecer soltera y virgen para dedicarse a la vida espiritual y a ayudar a salvar almas.

El papá estalló en cólera y le dio violentos azotes. La encerró en una habitación a pan y agua por varios días y ella aprovechó el encierro para a orar, meditar y hacer penitencia.

La mamá logró que un sacerdote franciscano convenciera al papá de María Francisca para que la dejara en libertad y decida su futuro.

El 8 de septiembre de 1731 recibió el hábito de terciaria franciscana y siguió viviendo en su casa pero como si fuera religiosa. Frecuentemente mientras estaba en oración entraba en éxtasis. La Virgen se le aparecía y le traía mensajes.

Tras la muerte de su madre, la Santa decidió abandonar su hogar y mudarse a una casa rural donde permaneció los últimos 38 años de su vida, siempre en constante oración, penitencia y sufrimiento que los ofrecía por las almas del purgatorio y la conversión de los pecadores. Es allí donde recibiría los estigmas de Cristo.

Tras una serie de enfermedades y el deterioro de su salud, falleció santamente el 6 de octubre 1791.

Fue declarada venerable por Pío VII el 18 de mayo de 1803, beata por Gregorio XVI el 12 de noviembre de 1843 y santa por Pío IX el 29 de junio de 1867.

Tanta es su devoción en Nápoles que en 1901 fue declarada copatrona de la ciudad, junto a San Genaro.

Visto 470 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.