Hoy se conmemora a San Longinos, centurión que traspasó con lanza el Corazón de Jesús
Hoy es la fiesta de San Longinos, el centurión que por órdenes de Pilatos, estuvo con otros soldados al pie de la cruz del Señor Jesús y el que traspasó su costado con una lanza. Longinos pronunció la famosa frase que lo convirtió en el primer converso a la fe cristiana: "verdaderamente, Éste era... Leer Más...
PASTORAL DE LA SALUD INVITA A LA JORNADA POR EL DÍA MUNDIAL DEL RIÑÓN
Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 27 de febrero 2019. Cada vez más personas padecen de enfermedades crónicas renales, que ven afectadas su calidad de vida, la salud y otros ámbitos como el familiar y económico. Por ello, la importancia de una cultura de... Leer Más...
prev
next
Sábado, 12 Enero 2019 16:35

Hoy es la fiesta de Santa Margarita Bourgeoys, la primera santa canadiense

Escrito por  Aci Prensa
Valora este artículo
(0 votos)

Santa Margarita Bourgeoys fue una religiosa que prestó gran ayuda a colonos y soldados en Canadá, y trabajó para asegurar la formación cristiana de las jóvenes, fundando para ello la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de Montréal.

Margarita Bourgeoys nació en Francia en 1620. Desde la edad de 20 dedicó su vida totalmente a los más necesitados luego tener un encuentro con el Señor el día de la fiesta de la Virgen del Rosario.

En 1653 llegó a Montreal (Canadá), entonces colonia francesa, y allí se dedicó junto a sus primeras hermanas a impartir instrucción cristiana a escuelas y parroquias hasta el día de su muerte en el año 1700.

En 1668 inauguró la primera escuela de Montreal con una docena de alumnos. Y cuando estuvo de regreso en Francia, entre 1670 y 1672, consiguió la aprobación del rey Luis XIV para fundar la Congregación de Nuestra Señora.

Es así que Margarita fundó en 1676 la primera congregación femenina sin clausura de la historia de la Iglesia.

Murió el 12 de enero de 1700 en Montreal, Canadá. Fue beatificada por el Papa Pío XII en 1950 y canonizada en 1982 por San Juan Pablo II.

Visto 34 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.