Participara Arzobispo de Monterrey en el Encuentro sobre la Protección del Menor en la Iglesia
Ciudad de México a 18 de febrero de 2019 Prot. 02/2019 S.E. Mons. Rogelio Cabrera López, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, viaja a Roma para participar en el Encuentro sobre “La protección de los menores en la Iglesia” convocada por el Papa Francisco. Lo acompaña Mons.... Leer Más...
Superioras y superiores religiosos afirman que el abuso de niños es un mal no negociable
Los Superiores y Superioras Mayores de Órdenes y Congregaciones religiosas del mundo afirmaron que “el abuso de niños es un mal en todo tiempo y lugar: este punto no es negociable”. Antes del encuentro del Papa Francisco con los presidentes de las conferencias episcopales del mundo sobre la... Leer Más...
Papa Francisco: Dios nos ama con el corazón y no con las ideas
Durante la Misa celebrada este martes 19 de febrero en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco aseguró que Dios tiene sentimientos, “no es abstracto” ni es solo ideas, sino que “sufre” y esto “es el misterio del Señor”. En su homilía, el Santo Padre invitó a tener un corazón similar al corazón de... Leer Más...
Hoy es la Fiesta de San Auxibio, primer Obispo de Chipre
En el siglo primero de la era cristiana San Auxibio sirvió como el primer obispo de la isla de Chipre por cerca de 50 años. La isla está ubicada en el mar Mediterráneo, a 113 kilómetros al sur de la actual Turquía, y hoy forma parte de la Unión Europea. Este Santo de la Iglesia Católica es... Leer Más...
AMOR POR NUESTRO SEMINARIO
Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 17 de febrero 2019. El Arzobispo de Monterrey, Mons. Rogelio Cabrera López, realizó un llamado a la comunidad para brindar su amor a la familia de Seminario de Monterrey. “En el marco de las celebraciones por nuestro... Leer Más...
prev
next
Miércoles, 13 Junio 2018 04:33

Hoy es fiesta de San Antonio de Padua, el “santo de todo el mundo”

Escrito por  Aci Prensa
Valora este artículo
(0 votos)

El 13 de junio la Iglesia celebra la fiesta de uno de los santos más conocidos y venerados en el mundo, San Antonio de Padua, a quien según la tradición, se le invoca para hallar objetos perdidos.

La tradición se habría originado en un problema que tuvo con un novicio.

San Antonio nació en Portugal en 1195 en una familia de la nobleza. Desde niño se consagró a la Santísima Virgen. En su juventud fue atacado por las pasiones sensuales pero con ayuda de Dios las dominó, encontrando su fortaleza en las visitas al Santísimo.

Fue admitido en los franciscanos a inicios de 1221, participó en Asís del capítulo general de la orden de ese año y más adelante fue enviado a predicar en diversas ciudades, obteniendo un gran éxito en la conversión de los herejes.

Como la gente buscaba estar cerca de él y algunos le arrancaban pedazos de su hábito, se le asignó un grupo de hombres para protegerlo después de los sermones. En ocasiones predicaba en plazas y mercados. Bastaba su presencia para que los pecadores cayesen de rodillas a sus pies.

Se trasladó a Padua, donde ya había trabajado anteriormente. Denunció y combatió el vicio de la usura pero poco a poco la salud de San Antonio se fue deteriorando y se retiró a descansar a los bosques. Al sentir que su vida llegaba a su término, pidió regresar a Padua, pero solo llegó hasta los límites de la ciudad.

El 13 de junio de 1231 recibió los últimos sacramentos, entonó un canto a la Virgen y antes de partir a la Casa del Padre, dijo sonriente: "Veo venir a Nuestro Señor". Fue canonizado sin que haya transcurrido un año de su muerte por el Papa Gregorio IX  y declarado Doctor de la Iglesia por el Papa Pío XII.

Un hombre retó a San Antonio a probar que Jesús estaba en la Eucaristía y dejó sin comer tres días a su mula. Llevó al animal al templo y le mostró pasto fresco, pero la mula prefirió ir con el Santo, que se encontraba al lado con una hostia consagrada, y se arrodilló.

Los objetos perdidos

A San Antonio se le invoca para encontrar objetos perdidos tal vez porque cierto día un novicio huyó del convento con un salterio que usaba el Santo. San Antonio oró para recuperar su libro y el novicio se vio ante una aparición terrible y amenazante que lo obligó a regresar y devolver lo robado.

Se dice que en una ocasión, mientras oraba, se le apareció el niño Jesús y lo sostuvo en sus brazos. Muchos fieles acuden a San Antonio para que interceda para hallar un buen esposo o esposa. Es patrono de mujeres estériles, pobres, viajeros, albañiles, panaderos y papeleros.

Recursos sobre San Antonio de Padua aquí: 

Visto 168 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.