Jueves, 07 Julio 2016 16:18

Defender a la familia no es “homofobia”, dice Obispo de Cuernavaca

Escrito por  Radio Crisol de la Alegría
Valora este artículo
(0 votos)

El Obispo de Cuernavaca, Monseñor Ramón Castro Castro, se ha distinguido por ser cercano a los problemas de la gente de esta Diócesis, que al igual que todo el estado de Morelos, se ha visto asolada por la inseguridad y la violencia, así como por la cerrazón de algunas de sus autoridades. Este acompañamiento pastoral lo ha hecho incómodo para algunos que quisieran abusar de esa grey.

 

Ver Video

 

Monseñor Castro fue designado como Obispo de Cuernavaca el 15 de mayo de 2013, relativamente hace poco tiempo, con relación a los acontecimientos de importancia que han sucedido en la capital del estado. Fue ordenado el 13 de mayo de 1982, y su primer encargo fue a la Parroquia de San José Obrero, en Ensenada, Baja California.

La experiencia del prelado incluye un trabajo intenso en el Servicio Diplomático de la Santa Sede, que desempeñó en la Nunciatura de Zambia y Malawi, así como en las de Angola, Ucrania, Venezuela y Paraguay.

Fue nombrado obispo auxiliar de Yucatán en 2004 por San Juan Pablo II y después su ministerio lo ejerció como Obispo de Campeche, labor previa a su trabajo en la Diócesis de Cuernavaca.

Al frente de esta Iglesia particular, Monseñor Castro ha encabezado marchas a favor de la paz, como por ejemplo en 2015 y 2016, en donde, además de reunir a miles de personas libres, no acarreadas, cuyas cifras se manejan hasta en unos 35 mil asistentes; ha ofrecidos mensajes de una abierta claridad, que por su convocatoria harían reflexionar a más de un político.

Durante la marcha de 2015, llamó a los que militan en algún grupo criminal a volver a la comunidad y a Dios. “Dios les ha dado un buen corazón, no dejen que las redes de mal los asfixien”, dijo. Asimismo, ante la cercanía de las elecciones intermedias, llamó a no vender el voto, ya que un voto corrupto sólo podría traer un gobierno corrupto.

En la segunda caminata por la paz, del 21 de mayo de 2016, el Obispo recordó hechos tan lamentables como las fosas clandestinas de Tetelcingo, halladas pocos días antes, y el ataque sacrílego a Jesús Eucaristía, templo y comunidad de Tepalcingo, en febrero. No obstante, subrayó que “la cultura de la muerte ataca a la familia, porque es el centro y el corazón de la civilización del amor” y señaló el error de equiparar uniones de hecho al verdadero matrimonio y a la verdadera familia”.

Sin embargo, ante la acción de Graco Ramírez, gobernador de Morelos, de legalizar el llamado matrimonio homosexual en la entidad a través de la Constitución local, para lo cual se requería el voto favorable de 17 cabildos municipales, que según han denunciado legisladores locales y grupos ciudadanos, nunca alcanzó la aprobación de los cabildos necesarios, por lo que la declaratoria de constitucionalidad de dicha ley es ilegal.

En virtud que se convocó a una marcha a favor de la familia natural y en respeto a las normas morelenses, en la que el Obispo participó junto con el líder evangélico Mauricio Fernández, además de diputados locales, regidores y miles de ciudadanos, ahora Monseñor Castro Castro enfrenta sendas acusaciones ante la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Se le acusa de “incitar a la homofobia”, lo cual rechaza, manifestando que defender a la familia de ninguna manera es promover la homofobia o el odio, y alerta sobre el hecho de cómo ha permeado la ideología de género, incluso en libros de texto para niños.

Por otro lado, se le acusa de “plagio” por un proyecto de restauración a la Catedral, misma que ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 2009, pero las iniciativas de una constructora no fueron aceptadas por el Congreso, para asignar recursos a su proyecto.

Puedes ver AQUÍ la aclaración del Obispo de Cuernavaca.

Visto 2047 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.