El Papa Francisco recibe al comité de fraternidad humana por la paz mundial
Este miércoles 11 de septiembre, el Papa Francisco recibió al Comité Superior para alcanzar los objetivos del Documento sobre la Fraternidad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Común, constituido el pasado mes de agosto. “El día 11 de septiembre fue elegido como signo de la voluntad de... Leer Más...
Este fragmento de la Biblia quedó incrustado en los escombros de las Torres Gemelas
Un bombero encontró un fragmento de la Biblia incrustado en un trozo de acero fundido, entre los escombros del atentado terrorista del 11 de septiembre en el World Trade Center de Nueva York. Algunos medios de comunicación recordaron este hallazgo a 18 años del atentado que provocó la destrucción... Leer Más...
Así reaccionó San Juan Pablo II a los atentados terroristas del 11 de septiembre
Un día como hoy en 2001, San Juan Pablo II se enteraba que un grupo de terroristas musulmanes había estrellado dos aviones contra el World Trade Center de Nueva York en Estados Unidos. El entonces director de la Sala de Prensa del Vaticano, Joaquín Navarro-Valls, fue quien informó al Santo Padre... Leer Más...
Hoy se celebra a Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela
Cuenta la tradición que al llegar los españoles a la región de Guanare (Venezuela) por el 1591, un grupo de indios de la tribu de los Cospes abandonó su tierra y huyó hacia el río Tucupido para no tener contacto con los “blancos” y su religión.  Así permanecieron las cosas por muchos años... Leer Más...
prev
next
Miércoles, 19 Julio 2017 12:22

Hoy es la fiesta de Santas Justa y Rufina, Patronas de Sevilla y de los alfareros

Escrito por  Aci Prensa
Valora este artículo
(0 votos)

REDACCIÓN CENTRAL, 19 Jul. 17 / (ACI).- Santas Justa y Rufina son dos hermanas que fueron martirizadas en tiempo del emperador romano Diocleciano por negarse a contribuir en el culto de una imagen de barro que representaba a la diosa pagana Salambona.

Las dos santas nacieron cerca de los años 268 y 270, respectivamente, en Sevilla (España), en el seno de una familia muy modesta pero de firmes costumbres y sólida fe cristiana.

Sus padres fallecieron cuando eran muy niñas, por lo que el Obispo de la ciudad, muy amigo de la familia, las solía visitar para animarlas a perseverar en la virtud y a que emprendieran un oficio que les sirviera para ganarse la vida honradamente.

Las hermanas empezaron a vender recipientes de cerámica, y para hacerse fuertes, solían asistir a misa y oraban durante largo tiempo.

Eran especialmente caritativas con los pobres, con los que eran muy generosas. Sin embargo, la mayor preocupación de ambas fue la conversión de los paganos. Rezaban constantemente por ellos y siempre que tenían ocasión la aprovechaban para anunciar el Evangelio y enseñar las verdades de la fe a los gentiles.

Un día durante las fiestas en honor de Venus, unas mujeres que recorrían las calles de la ciudad con un ídolo de la diosa Salambona en sus hombros, les pidieron a Justa y Rufina una limosna para la festividad y que adoraran al ídolo. Ambas se negaron y rompieron esta imagen, provocando la ira de los idólatras que se lanzaron contra ellas.

Diogeniano, prefecto de Sevilla, las hizo prisioneras, las interrogó y las amenazó con crueles tormentos si persistían en la religión cristiana. Por su parte, las santas se opusieron y afirmaron que ellas solo adoraban a Jesucristo. 

"Eso que vos llamáis la diosa Salambona, no era más que un despreciable cacharro de barro cocido; nosotras adoramos al único Dios verdadero que está en los Cielos, y a su Hijo Jesucristo que se hizo hombre y murió por nosotros para salvarnos de nuestros pecados...", dijeron las santas.

Cerca del año 290, luego de muchas torturas Santa Justa partió a la Casa del Padre a causa del debilitamiento, mientras que Santa Rufina fue degollada por orden de Diogeniano.

A ambas santas se les nombró Patronas de Sevilla, y de los gremios de alfareros y cacharreros. Sus restos se veneraron en Sevilla desde el tiempo de su martirio hasta la llegada de los musulmanes en el 711, cuando fueron escondidos para su protección.

El siglo pasado sus restos fueron descubiertos en Alcalá de los Azules en Cádiz. También, bajo la iglesia de la Trinidad en Sevilla, se conservan las cárceles nos las encerraron y fueron torturadas.

Más información en el siguiente enlace:

Visto 143 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.