Miércoles, 02 Diciembre 2020 09:42

Organización católica se moviliza para ayudar al apostolado de religiosas en África

Escrito por  Aci Prensa
Valora este artículo
(0 votos)

En el marco de la iniciativa Giving Tuesday de este año, una organización católica en África pidió donaciones de laptops portátiles para fomentar el apostolado “en línea” de religiosas que trabajan por el bien de las comunidades más necesitadas en la región.

La organización católica African Sisters Education Collaborative (ASEC) fue establecida el 8 de diciembre de 1999 por cuatro universidades católicas en los Estados Unidos y sus respectivas órdenes religiosas. Su misión es facilitar el acceso a la educación de las religiosas en África y así contribuir a la mejora y expansión de la educación, la salud, la economía, la sociedad, el medio ambiente y la espiritualidad.

Con motivo de la campaña Giving Tuesday celebrada el 1 de diciembre, un movimiento de generosidad global que busca que las personas y organizaciones contribuyan a transformar sus comunidades y el mundo, ASEC llamó a las a las personas de buena voluntad y simpatizantes para que faciliten la adquisición de 21 computadoras portátiles “para apoyar a las Hermanas Católicas en África”.

En los últimos 21 años, ASEC ha facilitado la educación de al menos 5.300 hermanas distribuidas en 10 países del África subsahariana. La Hermana Draru Mary Cecilia, directora de ASEC con sede en Estados Unidos, dijo a ACI África el 25 de noviembre que esta cifra representa el 13% del número de religiosas que laboran en la región.

Además, la religiosa que también es miembro de la Congregación de las Hermanitas de María Inmaculada de Gulu (LSMIG) de la Arquidiócesis de Gulu (Uganda), dijo que las laptops servirán para fomentar el apostolado de las religiosas que trabajan “tan duro para apoyar a sus comunidades”.

“Las Hermanas Católicas ofrecen servicios de calidad en escuelas, clínicas, hospitales y otros ministerios sociales diversos. En algunas áreas muy rurales, las únicas clínicas o servicios de salud que se ofrecen son las que brindan las Hermanas Católicas, que van una vez al mes a servir a la gente de esas aldeas”, dijo.

Sin embargo, “en el mundo actual, es prácticamente imposible ser eficaz en su trabajo y ministerio sin utilizar la tecnología en algún momento”, agregó.

Explicó que las computadoras portátiles permitirán a las religiosas que puedan continuar sus estudios y ministerios mediante plataformas en línea, y así servir mejor a sus comunidades en medio de las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19.

En una publicación de Facebook del 16 de noviembre que anuncia el inicio de las donaciones antes del “Giving Tuesday”, ASEC señaló que “la mayoría de nuestras estudiantes becadas no tienen computadoras portátiles personales. A menudo comparten el acceso a la computadora con toda su congregación”.

“Muchas Hermanas viajan largas distancias a los cibercafés con la esperanza de que haya una computadora disponible en internet estable para completar sus cursos en línea”, agregó. Además, indicó que las computadoras portátiles no solo ayudarán a las Hermanas Católicas a prosperar en sus estudios, sino que también apoyarán su ministerio con los pobres.

Este llamamiento es una oportunidad para que las “personas de buena voluntad y simpatizantes” puedan expresar su agradecimiento a las Hermanas Católicas por su dedicación al servicio de las personas en África, el segundo continente más grande del mundo, dijo la Hermana Draru.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en ACI África.

Visto 64 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.