Sábado, 29 Diciembre 2018 19:48

En 2018 aumentó el número de misioneros asesinados en el mundo

Escrito por  Aci Prensa
Valora este artículo
(0 votos)

A lo largo del año 2018 han muerto en el mundo casi el doble de misioneros que en 2017, según señala la agencia FIDES en un informe hecho público este sábado 29 de diciembre.

En concreto, según se señala en el informe, han muerto asesinados 40 misioneros, cuando en 2017 fueron 23. Casi todos los asesinados han sido sacerdotes, 35. Las demás víctimas han sido 1 seminarista y 4 laicos.

La mayor parte de los fallecidos han perdido la vida en el continente africano. Ese hecho marca también un cambio de tendencia, pues en los últimos ocho años la mayor parte de las muertes se produjeron en América.

Por continentes, en África han sido asesinados 19 sacerdotes, una laica y el único seminarista de esta trágica lista. En América, segundo continente donde más misioneros han sido asesinados en 2018, han muerto 12 sacerdotes, y 3 laicos. En Asia han sido asesinados 3 sacerdotes, y en Europa 1 sacerdote.

Al igual que en informes de años anteriores, la agencia FIDES aclara que esta lista anual “no se refiere sólo a los misioneros ‘ad gentes’ en sentido estricto, sino que trata de registrar a todos los agentes pastorales fallecidos de forma violenta, sin que se trate expresamente por ‘odio a la fe’”.

“Por ello preferimos no utilizar el término ‘mártires’, si no sólo en su sentido etimológico de ‘testigos’ para no entrar en el juicio que la Iglesia podrá dar sobre algunos de ellos de forma eventual, y que de igual modo tratamos de documentar en este mismo contexto anual”.

África

Según señala el informe de FIDES, Nigeria es el país africano donde más asesinatos se han producido en 2018. Los sacerdotes Joseph Gor y Félix Tyolaha fueron asesinados durante un atraco por parte de yihadistas en la parroquia de San Ignacio de la aldea de Mbalom, durante la Misa matutina del 24 de abril de 2018.

El 18 de agosto de 2018 falleció el sacerdote Stephen Ekakabor como consecuencia de las graves lesiones cerebrales provocadas por la violencia a la que fue sometido durante un atraco un año antes.

El sacerdote Jude Egbom fue asesinado durante un atraco el 10 de septiembre de 2018 en Umuwala, localidad del estado nogeriano de Imo. Por último, el sacerdote Louis Odudu murió en un hospital de Warri, estado nigeriano de Delta, el 19 de septiembre de 2018 cuatro días después de escapar de las manos de sus secuestradores.

El segundo país africano con más muertes es la República Centroafricana. En la Diócesis de Bambari fue herido el sacerdote Joseph Désiré Angbabata durante un asalto producido a su parroquia el 22 de marzo de 2018 por parte de un grupo armado. El sacerdote falleció poco después.

El sacerdote Albert Toungoumale-Baba fue asesinado en la parroquia de Notre Dame de Fätima el 1 de mayo de 2018 en una masacre provocada por un grupo armado. El Vicario general de la Diócesis de Bambari, Firmin Gbagoua, fue asesinado el 29 de junio de 2018 por parte de un grupo de asesinos que asaltó el Episcopado.

El Vicario general de la Diócesis de Alindao, Blaise Mada, así como el párroco de Mingala, Celestine Ngoumbango, murieron asesinados durante el ataque contra el Episcopado de Alindao el 15 de noviembre de 2018.

En la República Democrática del Congo fue asesinada la joven laica Thérese Deshade Kapangala el 21 de enero de 2018 en Kintambo, a manos de militares. El sacerdote Floren Mbulanthie Tulantshiedi apareció muerto el 2 de marzo de 2018 en el río Kasai. El sacerdote Etienne Nsengiyumva fue asesinado durante un atraco en Kichanga, Diócesis de Goma, el 8 de abril de 2018.

En Camerún asesinaron al sacerdote Alexandre Sob Nougi en la Diócesis de Buea el 20 de julio durante un combate entre militares y rebeldes separatistas. El seminarista Gérard Anjiangwe fue asesinado por parte de un grupo de militares el 4 de octubre de 2018.

El sacerdote Cosmas Omboto Ondari murió asesinado el 21 de noviembre de 2018 en Kembong por parte de militares.

En Costa de Marfil falleció asesinado el sacerdote Bernardin Brou Aka Daniel el 23 de abril de 2018 durante un asalto en la carretera. En Sudán del Sur, país que se encuentra inmerso en una guerra civil, murió el sacerdote Víctor Luke Odhiambo como consecuencia de las heridas que sufrió el 14 de noviembre de 2018 en el asalto a la comunidad jesuita de Cueibet por parte de un grupo armado.

En Kenia murió el sacerdote John Njoroge Muhia el 10 de septiembre de 2018 en el asalto a un banco. En Malawi murió el sacerdote Tony Mukomba el 17 de enero de 2018 después de haber sido gravemente herido por parte de un grupo de atracadores.

América

El continente americano ha sido el segundo donde más asesinatos de misioneros se han producido. El país donde más muertes violentas se han registrado es México, donde falleció el sacerdote Iván Jaimes, de la Archidiócesis de Acapulco, párroco de Las Vegas, y Germán Muniz García, párroco de Mezcala, en una emboscada en la carretera el 5 de febrero de 2018.

El sacerdote Rubén Alcántara Díaz, vicario judicial de la Diócesis de Izcalli, fue asesinado el 18 de abril de 2018 cuando iba a celebrar la misa. El sacerdote Juan Miguel Contreras García fue asesinado el 20 de abril de 2018 al finalizar la Misa que había celebrado en la parroquia de Tlajomulco, estado de Jalisco.

El 25 de abril de 2018 se encontró en la ciudad de Cuernavaca el cuerpo sin vida del sacerdote Moisés Fabila Reyes, que había sido secuestrado el 3 de abril. El 25 de agosto apareció en la ciudad de Nueva Italia el cuerpo del sacerdote Miguel Gerardo Flores Hernández, desaparecido unos días antes.

El 13 de octubre se localizó en Tijuana el cuerpo sin vida del sacerdote Ícmar Arturo Orta, desaparecido el 11 de octubre.

En Colombia, el ex sacerdote Dagoberto Noguera Avendano fue asesinado el 10 de marzo de 2018 en su apartamento de la localidad de Santa Marta durante un intento de atraco. El sacerdote John Fredy García Jaramillo fue hallado muerto en su casa de Medellín el 25 de julio de 2018 con signos de violencia.

En Nicaragua el sacerdote salesiano José Maltez murió el 5 de junio de 2018 en Granada por los golpes recibidos por parte de miembros de bandas armadas. El joven monaguillo de la Catedral de León, Sandor Dolmus, murió de un disparo mientras caminaba por la calle.

En Venezuela falleció el sacerdote Iraluis José García Escobar, párroco de Nuestra Señora de Fátima, en la Archidiócesis de Barquisimeto, el 9 de julio de 2018 asesinado durante un intento de robo.

En Ecuador murió asesinado el sacerdote Arturo Rene Pozo Sampaz, párroco de San Juan, en Quito, en su hogar. Su cuerpo apareció atado de pies y manos el 9 de octubre de 2018.

El sacerdote Walter Osmin Vásquez murió en la Diócesis de Santiago de María, en El Salvador, después de ser tiroteado el 29 de marzo de 2018. Por último, en Perú, el sacerdote Carlos Riudavets Montes fue encontrado muerto el 10 de agosto de 2018 con signos de violencia en la comunidad indígena amazónica de Yamakentsa.

Asia

En Filipinas fue asesinado con arma de fuego el 29 de abril de 2018 el sacerdote Mark Yuaga Ventura en la estación misionera de San Isidro Labrador. También en Filipinas fue asesinado el sacerdote Richmond Nilo el 10 de junio de 2018, por parte de sicarios armados, cuando celebraba la Misa en una aldea de la Diócesis de Cabanatuán.

En la India murió asesinado a puñaladas el 1 de marzo de 2018 el sacerdote Xavier Thelakkat por parte del sacristán de su parroquia de Malayattoor, que había sido despedido tres meses antes.

Europa

La única muerte violenta de un misionero en Europa se produjo en Alemania el 22 de febrero de 2018, cuando el sacerdote Alain-Florent Gandoulou, fue asesinado después de una violenta discusión en su oficina de la comunidad católica francófona de Berlín. 

Visto 54 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.