Sábado, 17 Febrero 2018 13:36

Obispos de Río de Janeiro claman por la superación de la violencia en Brasil

Escrito por  Aci Prensa
Valora este artículo
(0 votos)

Ante la creciente ola de violencia en Río de Janeiro, lo que llevó a decretar la intervención federal en materia de seguridad pública en todo el estado, muchos obispos de la región han expresado su deseo de superar esa realidad y que se defienda la paz.

Con motivo del lanzamiento de la Campaña de la Fraternidad 2018, el Miércoles de Ceniza, cuyo tema es "Fraternidad y superación de la violencia", el Arzobispo de Río de Janeiro, Cardenal Orani João Tempesta, publicó un artículo en el que lamenta que "sufrimos y estamos casi estresados ??con tanta violencia".

En los últimos días, sobre todo durante el Carnaval, Río de Janeiro vio al aumento significativo en los índices de violencia, con registros de robos, arrastões (robos colectivos), saqueo a supermercados, ataques contra turistas, entre otros crímenes. En ese período, tres policías resultaron muertos.

Ante ello, el presidente de Brasil, Michel Temer, convocó una reunión el jueves 15 de febrero por la noche con el gobernador del estado, Luiz Fernando Pezão, y otros miembros del gobierno.

Durante este encuentro, se decidió la intervención federal en la seguridad pública de Río de Janeiro, cuyo decreto fue firmado este viernes.

Como consecuencia, las Fuerzas Armadas asumirán la responsabilidad del comando de las Policías Civil y Militar en el estado y, conforme la designación del presidente Temer, el supervisor será el General Walter Souza Braga Neto, del Comando Militar del Este.

El decreto de intervención también deberá ser aprobado por el Congreso Nacional y su validez será hasta el 31 de diciembre de 2018.

En su artículo titulado "Superación de la violencia", el Cardenal Tempesta, que ya fue víctima de la violencia de Río en dos ocasiones, señaló que en la ciudad maravillosa "se visibiliza tantas guerras y enfrentamientos que llaman la atención del mundo".

Según el Purpurado, "el tema de la superación de la violencia y de proporcionar seguridad se han convertido en una de las principales realidades a ser discutidas y ha inspirado diversas formas de políticas públicas".

Por otro lado, indicó, aunque Brasil es "la octava mayor economía mundial", "es el décimo país más desigual del mundo según el informe del desarrollo humano, de 2016, de las Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU), lo que se refleja en altos números de violencia”.

Frente a esta realidad, el Arzobispo de Río de Janeiro también puso en marcha la Carta Pastoral 'Bienaventurados los pacificadores', con ocasión de la Cuaresma y la Campaña de Fraternidad 2018, en la que invita a la gente a trabajar en favor de la superación de la violencia.

En el documento, en el que reconoce el aumento de la violencia no sólo en Río de Janeiro, sino en todo Brasil, el Purpurado señaló que "no es sólo una cuestión de cifras".

"Es una cuestión de principios. Es una cuestión de humanidad y de reconocimiento de que todos somos hermanos y que daremos cuentas al Creador por la fraternidad no buscada, no vivida y, peor, destruida. Los números, es decir, los altos índices de violencia nos indican que estamos llegando tarde al enfrentamiento de la cuestión ", subrayó.

En ese sentido, en su artículo publicado el Miércoles de Ceniza, Mons. Orani preguntó: “¿Qué podemos hacer para vencer este mal de la violencia?”.

"Para la Iglesia en Brasil, la superación de las muchas caras de la violencia es una tarea de todos", dijo el también presidente de la Regional Este 1 de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), que cubre las arquidiócesis, diócesis y el estado de la Administración Apostólica de Rio de Janeiro.

"La superación de la violencia nace de la relación con el otro. La cultura de paz tiene lugar en todas las realidades de la vida y la relación con todos los seres", añadió.

Por su parte, el Arzobispo de Niterói, Mons. José Francisco Rezende Dias, indicó que "seremos redescubiertos cuando nos descubramos responsables unos por otros".

Mons. José Francisco publicó el artículo titulado 'Somos todos hermanos' en los periódicos 'El Fluminense' y 'La Tribuna', el Miércoles de Ceniza, en el que aborda la cuestión de la violencia.

"Nuestras residencias están cerradas, nosotros estamos aislados, el miedo nos aleja, la violencia nos intimida", lamentó el Prelado, precisando que, en las periferias, los moradores están entregados a grupos armados".

"La seguridad es privilegio de pocos; la violencia, la realidad, de muchos ", agregó.

Por eso, el Arzobispo de Niterói expresó que "hay que resistir toda forma de violencia y consagrar los esfuerzos en la causa de la paz". 

"¿Después de todo, no somos todos hermanos?", concluyó.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en ACI Digital.

Visto 120 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.