Jueves, 01 Febrero 2018 08:42

Referéndum podría liberalizar el aborto en Irlanda y obispos se pronuncian

Escrito por  Aci Prensa
Valora este artículo
(0 votos)

El gobierno irlandés anunció el lunes 29 de enero que el referéndum que podría liberalizar las leyes de aborto de Irlanda se someterá a votación a fines de mayo o principios de junio, lo que provocó una petición de respeto a la vida humana de parte de los obispos del país.

“La dignidad innata de toda vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural, es un valor para toda la sociedad, enraizada tanto en la razón como en la fe”, dijo en un reciente mensaje pastoral el Arzobispo de Armagh y Primado de toda Irlanda, Mons. Eamon Martin.

“La Iglesia Católica, en común con otras personas de buena voluntad, enseña que poner fin a la vida de un niño por nacer, como el quitar la vida a otra persona inocente, siempre es malo y nunca puede justificarse”, continuó el Arzobispo.

El referéndum decidirá si se deroga la Octava Enmienda de la Constitución de Irlanda que reconoce el derecho a la vida de los niños por nacer. La enmienda fue aprobada en un referéndum en 1983 con casi el 67% de votos.

La enmienda dice, en parte, que “el derecho a la vida del no nacido y, con la debida consideración al igual derecho a la vida de la madre, garantiza en sus leyes respetar y, tanto como sea practicable, defender y vindicar en sus leyes ese derecho”.

Sin embargo, la derogación de la enmienda podría permitir el aborto durante las primeras 12 semanas de embarazo. El aborto solamente está permitido en Irlanda cuando la salud o la vida de la madre peligran.

Según el ministro irlandés de Salud, Simon Harris, 3.265 mujeres irlandesas viajaron al Reino Unido para practicarse abortos en 2016.  

En una reciente carta pastoral , el Obispo de Elphin, Mons. Kevin Doran dijo que “la referencia al derecho a la vida (del niño y de la madre) sería eliminada de la Constitución y no sustituida por ninguna otra cosa”.

“Cuando se trata del derecho a elegir, hay una tendencia a olvidar que hay otra persona involucrada; una persona vulnerable que no tiene otra opción y que depende completamente de otros para su protección”, añadió el Obispo.

En ese sentido, Mons. Doran advirtió que “si la sociedad acepta que un ser humano tiene derecho a terminar con la vida de otro, entonces ya no es posible reclamar el derecho a la vida como un derecho humano fundamental para nadie”.

Por su parte, Mons. Martin también argumentó que una derogación constitucional tendría efectos perjudiciales para el futuro de Irlanda.

“Derogar este artículo dejará a los niños por nacer indefensos y completamente a merced de las leyes de aborto que se introduzcan en Irlanda, que inevitablemente se ampliarán aún más en los años futuros”, dijo Mons. Martin.

En ese sentido, agregó que “el aborto termina con la vida humana de una niña o niño por nacer. Engaña a las mujeres y a los hombres al crear una cultura en la que la decisión de acabar con la vida de un niño por nacer se presenta simplemente como una cuestión de ‘elección’ individual”.

Una encuesta realizada por Ipsos / MRBI para el Irish Times informó que el 56% del país apoyaría el cambio en la constitución, permitiendo el aborto de hasta 12 semanas. La encuesta también mostró que el 29% de la población se opondría al cambio, mientras que el 15% seguía indeciso.

Sin embargo, la vocera de Pro-Life Campaign, Cora Sherlock, dijo que es probable que el número cambie con el tiempo cuando las personas empiecen a pensar y debatir sobre el tema.

“Cuando esto suceda, estoy seguro de que las urnas se moverán en una dirección provida”, dijo Sherlock, según el Irish Times.

Mons. Doran alentó el diálogo sobre el próximo referéndum, diciendo que los ciudadanos provida deberían discutir abiertamente sus puntos de vista.

“No se trata de debatir o ser conflictivo. En el nivel más básico, se trata simplemente de dejar que otras personas vean que no están solos y que es perfectamente razonable creer en el derecho a la vida”, dijo el Arzobispo.

Tanto Mons. Doran como Mons. Martin alentaron al país a rezar para que Irlanda “escogiera la vida”, y llamaron a los fieles a escribir a los políticos irlandeses para pedirles que defiendan a los no nacidos.

Además, los obispos dijeron que la Iglesia debe seguir buscando formas de apoyar a las mujeres y las familias.

“Pase lo que pase con respecto a la Constitución, seguirá siendo necesario apoyar a las mujeres, especialmente a las mujeres que enfrentan circunstancias difíciles en el embarazo. Que Dios los bendiga a todos y les dé sabiduría y coraje para dar testimonio, con amor, del Evangelio de la vida”, concluyó Mons. Doran.

Visto 106 veces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.